Violencia contra la mujer: ¿Cómo Arequipa llegó a registrar cifras históricas de feminicidio?

..:: Publicidad ::..

Dos meses antes de que le quitaran la vida, Claudia Gonzales Sucapuca consiguió que un juez de Arequipa le diera medidas de protección para así mantenerla a salvo de su expareja, Litman Pacori Valencia. Había sufrido dos años de violencia y, en la última agresión, sus golpes le provocaron heridas y hematomas en el rostro y el cuerpo. A pesar de ello, Pacori, que estaba prohibido de acercarse y agredirla nuevamente, la volvió a buscar.

Claudia tenía 45 años y era madre de tres hijas. Originaria de Juliaca, Puno, llegó a Arequipa con el sueño de mejorar su vida a lado de Litman. Sin embargo, los constantes maltratos y el excesivo control que ejercía sobre ella, la motivaron a terminar la relación. La celaba y reclamaba si no respondía sus llamadas inmediatamente, iba a su trabajo para ver lo que hacía y le revisaba el celular. Su decisión generó la rabia de su expareja que la amenazó de muerte en una ocasión y, por temor, sus hijas tuvieron que acompañarla a su trabajo.

El 15 de octubre último, Litman Pacori cumplió sus amenazas. El cuerpo de Claudia se encontró sin vida en la casa de la madre de Litman, en la parte alta del distrito de Paucarpata. Su expareja quiso hacer creer a las autoridades que ella se había suicidado tomando pastillas de diazepam, luego de haber estado bebiendo alcohol. Pero la necropsia arrojó que su muerte se debió a una insuficiencia respiratoria aguda ocasionada por la obstrucción con un objeto: murió asfixiada. Litman fue encarcelado 8 meses, mientras espera el inicio de su juicio.

La muerte de Claudia elevó a 18 los asesinatos de mujeres catalogados bajo el delito de feminicidio en la región. Esta cantidad de mujeres asesinadas superó históricamente los registros de años anteriores y Arequipa pasó a ocupar el segundo lugar en feminicidios a nivel nacional. ¿Cómo fue que pasamos a esta realidad?

Arequipa: Feminicidios aumentaron 50% en solo un año

Arequipa registró un aumento sin precedentes de la tasa de feminicidios. El asesinato de mujeres creció hasta un 50% respecto al año anterior. La cantidad de feminicidios aumentó desde que se comenzó la recolección de datos desde el 2009, superando este último año la cifra récord de 18 asesinatos. La cantidad total revela que 126 murieron a consecuencia de la violencia de género en los últimos 15 años.

La violencia contra las mujeres, según define la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, es “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”.

El asesinato de mujeres por razones de género es la forma más extrema de violencia contra la mujer y en nuestro país se ha calificado como delito de feminicidio.

Los casos de feminicidios han tenido como principal característica un contexto de violencia, señala el jefe de la División de Investigación Criminal, Fernando Portugal. El 78% de los asesinatos fueron cometidos por parejas y exparejas de las víctimas, es decir donde había una relación íntima.

Además, el 61% de estos casos ocurrieron dentro de una casa. Respecto a las víctimas, más del 80% de los crímenes se dio en mujeres jóvenes adultas, entre 18 y 60 años, y pertenecientes a diferentes estratos sociales y grados culturales.

Un dato que ha llamado la atención es que el 22% de los feminicidios se ha registrado en el distrito de Paucarpata, uno de los distritos más grandes de la provincia. Además, el 99% de las víctimas eran peruanas, salvo una ciudadana extranjera cuyo caso está relacionado a la trata de personas. En lo que respecta a los agresores, el 50% (9) fue capturado por los efectivos. En cuanto su perfil, existen presuntos feminicidas con 18 años en adelante.

¿Cómo se explica este aumentó histórico de asesinatos de mujeres? ¿Cómo fue que pasamos a contar más de un feminicidio cada mes? La socióloga Adriana Cabrera señala que los hechos de violencia no deben ser considerados casos aislados dentro de la sociedad. Tampoco se reduce a la violencia intrafamiliar solamente.go de género”.

“Si vemos las estadísticas, quienes más sufren de violencia física, económica, psicológica, violencia sexual, acoso callejero y feminicidio son las mujeres», sostiene Cabrera.

Actualmente, la violencia hacia las mujeres se ha vuelto un problema estructural y de salud pública, con características particulares. Sin embargo, no se atiende ni se enfoca de manera interseccional. Y un indicativo de ello es la falta de acceso a la justicia y aún más cuando las mujeres violentadas son revictimizadas por el Estado. Por esa razón, ante la falta de un trato humano, varias deciden no continuar con las denuncias.

Al respecto, la fiscal especializada en Violencia contra la Mujer de Arequipa, Yajaida Huamán, reconoce que dentro del sistema de justicia existen deficiencias en la lucha contra la violencia. Una de ellas es la falta de aplicación del enfoque de género en las decisiones que toman los operadores de justicia, a pesar que hay todo un sistema creado para ello.

«La perspectiva de género no ha venido a sustituir la ley, sino a tener en cuenta criterios adicionales al momento de tratar casos de violencia contra la mujer», sostiene.

Huamán también indica que, en ciertos casos, los magistrados intentan ocultar algunos antecedentes de la víctima para dar la imagen de que se trata de una chica perfecta y modelo. Pero es ahí donde la imputación cae en estereotipos. Todo lo contrario sucedería si se analiza un caso con perspectiva de género, ya que se eliminarían esos razonamientos sesgados y discriminatorios.

El Ministerio Público calificó este año 18 asesinatos de mujeres como delito de feminicidio, de los cuales 8 se encuentran ya formalizados, 9 en vías de formalización y uno fue archivado. En este último caso, el proceso se cerró ya que el feminicida se quitó la vida después de asesinar a su expareja. Respecto a las víctimas, 4 de ellas tenían medidas de protección. Y, sobre la situación de los agresores, el 50%(9) se encuentra cumpliendo prisión preventiva.

Lee la nota original aquí o visita El Búho, integrante de la Red de Medios Regionales del Perú.

..:: Publicidad ::..
..:: Publicidad ::..

Artículos relacionados

..:: Publicidad ::..